miércoles, 16 de febrero de 2011

Los Principios de la Transacción y la Conciliación en materia Laboral.




Por, Mario Felipe Daza Pérez.


Podrá decirse sin ninguna vacilación, que estos principios son de los más importantes en materia laboral y procesal laboral, por lo que son indispensables como herramientas o ayudas para las partes, para dirimir conflictos presentes o adversos que se le presenten.

La transacción: es un contrato bilateral EXTRAJUDICIAL, por lo cual las partes buscan una MUTUA CONCESIÓN, para así evitar un litigio o un futuro litigio; esta herramienta está consagrada en el código civil, en su artículo 2969, donde expresa que los contratos que se den entre las partes pueden terminan extrajudicialmente, un litigio pendiente o prevenir un litigio eventual. Esta forma o herramienta tiene parte de validez, siempre y cuando no vaya en contra de derechos INDISCUTIBLES e CIERTOS.

Este derecho, se encuentra implícito dentro el principio de irrenunciabilidad, como es el de evitar que el obrero pierda aquellos derechos mínimos otorgados por la situación de inferioridad en que se encuentra, como lo es el de la indemnización que se le debe de pagar al trabajador.

En conclusión, un pleito que se den en derechos ciertos e indiscutibles, entonces se podría decir que no tiene valor alguno, es un pleito perdido pensariamos, porque no se le puede quitar parte de su de derecho (integridad) al trabajdor, los hechos que derivan de la transacción son privados, puede hacer un arreglo por medio de sus conveniencias, que son verdaderos contratos , en donde ningún juez o inspector invita a las partes al acto, por lo que el patrono y el trabajador tienen que hacerlo por escrito.

La transacción como modo de extinguir las obligaciones, esta expresado en el código civil, estas obligaciones que se transan a un acuerdo, para evitar un litigio no todo es presupuesto inmodificable. Ejemplo, en la terminación del contrato que haya sido ilegal, para que haya indemnización por lucro cesante, los daños recibidos al organismo humano, es necesario que se demuestre judicialmente todo esto y, para arreglar el problema y evitar la pérdida de tiempo y dinero, lo que se hace posible es la transacción.

La conciliación: se da entre ACUERDOS ENTRE LAS PARTES, que debe de adelantarse en presencia de un JUEZ o INPESCTOR de TRABAJO, que vigile su cumplimiento, para que en este no se vulnere algún derecho CIERTO e INDISCUTIBLE.

Ha dicho la Corte Suprema de Justicia: la conciliación ha sido, violatoria del principio de la irrenunciabilidad, ya que la conciliación tiene fuerza de cosa juzgada, lo que significa que hay posibilidad de renunciar a todo derecho laboral, por lo que la cosa juzgada, hace en principio que es no poder modificar decisión alguna, la conciliación son como las sentencias, no solo son OBLIGATORIAS, sino también DEFINITIVAS e INMUTABLES.

El acto tendrá fuerza de cosa juzgada, tendrá fuerza y obligatoriedad lo mismo que una sentencia judicial, por lo que las partes pueden acortar con el arreglo o con el funcionario, por medio, lo podrá hacer, sea cualesquiera, tendrá cosa juzgada y sola por el hecho de que ha INTERVENIDO el funcionario competente. Como lo estima la sala laboral de la Corte Suprema de Justicia, marzo 4 de 1994 – Magistrado ponente Jorge Iván Palacio Palacio. El código procesal de trabajo lo trata, le permite las conciliaciones en cualquier etapa de juicio.

Los principios presuponen un papel importante en principio de la irrenunciabilidad de los derechos, por lo que va a ser válido, siempre y cuando se trate de derechos ciertos y indiscutibles, por lo que las herramientas sirven de garantía para el trabajador,

El principio de irrenunciabilidad NO ES ABSOLUTO, por lo que siempre se debe de tener en cuenta, la naturaleza que se está discutiendo o la naturaleza de la prestación que se está pidiendo.

(Ejemplo: el ejemplo de auxilio de cesantías y la indemnizaciones, el primero es discutible, conciliado y transado, el segundo no)

Por lo que al no ser absoluto, de esos derechos ciertos y indiscutibles no siempre se deben valer de ellos, por lo que no se puede hablar es de cesantías, o sueldos del trabajador, por ejemplo, porque estos si son indiscutibles, al respecto, por lo que hay derecho cuya naturaleza el mismo trabajador no está seguro, que se la pago, por lo que hay INCERTIDUMBRE, por lo que acudir este a un fallo judicial, podrá desatar perjuicios en los intereses de cada uno, por lo que se puede estar lesionando mas al trabajador.

Hay veces en que el trabajador no es tratado de la mejor manera, como puede pasar en la conciliación, aunque sea este un inspector o juez quien realice tal acto, no quiere decir que no afecte los intereses del trabajador, por lo que este último tiene derecho a que le sea revisado el caso, ante el nuevo juez o ante la justica de trabajo. (Aunque este conciliado) (puede volver a revisarse) (por lo que la cosa juzgada no es tan absoluta)

En juicio los dos instrumentos son imprescindibles, son herramientas que el estado ha acogido mediante legislaciones, por lo que el principio de trabajador debe ser un derecho armonioso y no conflictivo para evitar asi gastos como el del tesoro público o privado, que origina la innecesaria intervención del poder judicial, cuando hay medios amigables para servir de justicia y para dar al trabajador las garantías que establece la ley

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada